domingo, 10 de agosto de 2014

JESUS Y MARIA una relación conflictiva

Rubén Dri
Editorial Biblos

El compromiso de Jesús con los sectores postergados de su sociedad lo llevaba indefectiblemente a un enfrentamiento cuyo final la madre no podía pensar sino como trágico. Por eso María trató de alejar a su hijo de esas actividades y se constituyó así en un obstáculo para el proyecto del Reino de Dios. 
¿Cuándo se produce la conversión de María? ¿En el momento del juicio que lleva a su hijo a la sentencia de muerte? ¿En el camino del Calvario? ¿Después de la muerte de Jesús? El único evangelio que habla de María al pie de la cruz es el de Juan, en un texto a todas luces simbólico, pero ello no quita que también pueda ser histórico. Pero, entonces, ¿por qué un evangelio como el de Lucas, que se escribe desde la comunidad en la que milita María, no la nombra entre las mujeres que estaban al pie de la cruz? 
En la mariología de Lucas, María aparece como una militante. Lo más probable es que conversión o toma de conciencia y su compromiso revolucionario se hayan producido luego de la muerte de Jesús. Como las Madres de Plaza de Mayo, se convirtió en hija de su hijo. Con esto la figura de María no sólo no pierde su función de símbolo convocante y dador de sentido sino que adquiere una fuerza que antes no tenía. 
Rubén Dri realiza una investigación exegético-hermenéutica de los cuatro evangelios canónicos leídos en su texto y su contexto, o sea exegéticamente, y luego en el contexto actual, es decir, hermenéuticamente. Una buena lectura exegética debe ser fundamento de una adecuada hermenéutica. Ese ?antes? y ?después? no es cronológico: se dan al mismo tiempo en un proceso dialéctico creativo. Se trata, así, de textos vivientes que cobran nueva vida en cada nueva lectura. 

Solicitar libros a librosenlilith@gmail.com

No hay comentarios: