jueves, 7 de noviembre de 2013

Christine de Pizan, intelectual y mujer. Una italiana en la corte de Francia

Muzzarelli, Maria Giuseppina

 Nacida en Pizzano, cerca de Boloña, Christine vivió en Francia entre los siglos XIV y XV. Debe la base de su educación al padre, médico y astrónomo, quien, mientras se encuentra enseñando en Boloña, es convocado como consejero de Carlos V. Se traslada, pues, con su familia a la corte parisina. Pero allí la muerte priva a Christine de su padre y de su marido casi al mismo tiempo. Obligada a dar el sustento a hijos pequeños, la joven italiana apela a la cultura adquirida para ganarse la vida. Así, hace lo que entonces era un trabajo reservado exclusivamente a los hombres: copia para la corte textos famosos y escribe por comisión biografías de nobles, como la del mismo rey, convirtiéndose en la primera mujer editora. 
En Francia, como en Inglaterra, ni la Guerra de los Cien Años ni la expansión terrible de la peste negra logran opacar la riqueza de los debates universitarios en los que se discuten temas como la paz, la nobleza de espíritu, las virtudes paganas. Cristina, aun sin ignorar toda la tradición filosófica en contrario, introduce el de la igualdad de hombre y mujer en materia de capacidad intelectual. Así, escribe al respecto una de sus principales obras: La ciudad de las damas en la que tres personajes femeninos, la Razón, la Rectitud y la Justicia, invitan a construir una fortaleza para defender a las mujeres de calumnias y prejuicios. Mientras tanto, Juana de Arco se debate no sólo contra los ingleses sino aun contra la incomprensión de los suyos. Los triunfos de la Doncella de Orléans confortan los últimos años de la vida de Christine quien le dedica un Dictado.
Con empatía, en este libro se narran las peripecias de esta mujer que anuncia un perfil: el de las intelectuales de nuestro tiempo.






Solicitar libros a librosenlilith@gmail.com