sábado, 16 de febrero de 2013

Historia ecológica de Iberoamérica - De los Mayas al Quijote


ANTONIO ELIO BRAILOVSKY

Ediciones Kaicron (2012)


Esta obra propone derribar la concepción que nuestra especie ha construido en relación con la naturaleza. Para describir esa mirada falaz, el autor observa los comportamientos ecológicos de distintas sociedades desde comienzos de la Edad Media hasta la época colonial en América. Así, explica la interacción del hombre con sus ecosistemas de modo amplio, pues examina los diversos elementos que conforman una cultura. El acierto del texto radica en la utilización de un lenguaje de divulgación y en las coyunturas históricas escogidas para el análisis. Brailovsky indaga en primer lugar en la formación de las ciudades medievales, construidas bajo condiciones que contemplaban la oferta natural circundante, pero que en su interior constituían espacios carentes de iluminación y salubridad. Las murallas confirmaban la división del trabajo, al separar la ciudadela, destinada a la industria y el comercio, del campo naturalmente destinado a la actividad agrícola y ganadera. Durante el Renacimiento, este modelo de urbanismo ocasionó en ciertas regiones portuarias europeas el exceso de sedimentación en sus ríos, debido a la erosión que las tierras lindantes padecían por la masiva deforestación. La tala indiscriminada de árboles serviría para construir los barcos destinados a la conquista de América. 
Según el autor, la colonización española significó el olvido de las tecnologías agrícolas utilizadas por los imperios inca y azteca, basadas en las terrazas de cultivo andinas y las chinampas de Tenochtitlán. Esas civilizaciones, en especial la maya, que confeccionó antes de su desaparición un gran sistema de regadío en Teotihuacán, colapsaron tal vez por el agotamiento de los recursos naturales que entregó su selva tropical. Los pueblos americanos habían perfeccionado los procesos de labranza del maíz sin necesidad del arado europeo, que lesionó sus suelos. 
Este libro es el recordatorio de un esquema de poder materialista que, al amparo de las instituciones religiosas y con el poder de la espada, aniquiló civilizaciones al mismo tiempo que destruyó su hábitat. Entre los siglos XVI y XIX, la conquista trasladaría a más de 15 millones de esclavos africanos hacia América, continente que a su vez enviaba recursos naturales y metales preciosos a Europa. Así se iniciaría la llamada Revolución Industrial… 



Solicitar libros a librosenlilith@gmail.com

No hay comentarios: