jueves, 9 de junio de 2011

Colección PENSAMIENTOS LOCALES

Editorial Quadrata

Nietzsche-Una introducción
Gustavo Varela



Benjamin-Una introducción
Ricardo Forster
“… Benjamin reconstruirá la trama arqueológica del capitalismo del siglo XIX persiguiendo los deshechos, los restos arrojados, dice citando a Baudelaire, por las mandíbulas de la diosa industria. Comprender una cultura es comprenderla a través de eso que queda allí, como al costado, como poco importante. Benjamin dice que para dilucidar cómo se han comportado los comensales no hay que verlos comer, hay que ver cómo dejaron la mesa una vez que partieron. No se comprende una sociedad abordándola desde sus líneas maestras, universales, sus evidencias, sino a través de esas zonas menores, oscurecidas, en sombras.


Derrida-
Una introducción
Roberto Ferro
“El texto es una esceno-grafía, una puesta en escena de las huellas, las trazas, las estrías, de todas las modalidades posibles de una tipología del injerto; cada texto es un entramado con múltiples cabezas de lectura para otros textos, una deriva de convergencia de operaciones de desplazamiento y proliferación en las que no sólo desaparece el origen, el origen ni siquiera ha desaparecido: nunca ha quedado constituido. En el injerto textual, condición de posibilidad del texto, la lectura y la escritura tejen mutuamente un doble suplementario, vacilante e inestable; siempre inscriben una réplica más, un repliegue o un bordado más, bordando y bordeando el límite desde adentro y desde afuera, como el hymen, como el tímpano.”
Simmel-Una introducción
Esteban Ver Vernik
“Desde su personal prisma que combina aquello en apariencia más superficial con lo más profundo, se recuperan también aquí de manera condensada, sus observaciones sobre la importancia de formas como la coquetería, la conversación o el mirarse mutuamente –esta última, la forma más pura y sublime de reciprocidad–. Porque quizás en este punto resida el espíritu último de la sociología pura o formal: deslindar las formas jerárquicas de la subordinación con sus asimetrías provenientes de la voracidad del dinero y el poder, de las formas simétricas entre iguales cuyo carácter sublime y redentor surge del ideal de la libre vinculación entre individuos.
Spinoza-Una introducción
Diego Tatián
“Lo obvio, lo dado, es la existencia, no la nada. Se parte de la afirmación de la sustancia, de la afirmación de la producción infinita de todas las cosas por parte de una sustancia que posee, ontológicamente, una generosidad infinita de producción. Por lo tanto, no hay lugar para la nada ni privilegio alguno para la no existencia. No hay lugar lógico, ni tampoco ético. Porque esta preeminencia de la existencia sobre la no existencia, del ser sobre la nada, tiene una correlación muy importante, en el pensamiento de Spinoza, con la preeminencia de la vida sobre la muerte y de la filosofía como manera de vivir sobre la filosofía como manera de morir. El hombre vive, y el filósofo hace lo mismo. En nada piensa menos que en la muerte. Y su filosofía es una filosofía de la vida y no una filosofía de la muerte.
Heidegger-Una introducción
Dina Picotti
“Justamente ‘el otro comienzo’ del pensar, desde el ser como acaecer, significa pensar desde lo abierto de la historia, que es ante todo historia del ser mismo. Comienzo abismoso, en tanto carece de fundamento, no admite ser fundamentado sino sólo fundado, es decir, acogido en su apertura espacio-temporal y también en su sustracción.(…) Rompe la primacía moderna del sujeto, de las estructuras y sistemas. Pues lo primero es inaugurante, es juego espacio-temporal, en tanto no obedece a principios, fundamentos, determinaciones. Es la libertad del ser…
Kierkegaard-Una introducción
Oscar Cuervo
“Søren Kierkegaard es el pensador contemporáneo que despliega el problema de la escritura y de la lectura, de la palabra y de la escucha, de la comunicación y de la verdad, como actos propios de un ser posible. Para él, la posibilidad es el modo de ser del hombre y de la condición de sus actos: escuchar y hablar, leer y escribir, son actos de un ser que existe como posibilidad. Cada uno de nosotros es posibilidad, y ése es nuestro privilegio y también el motivo de nuestra angustia. Escucha, posibilidad, singularidad, angustia son palabras clave en el pensamiento de Kierkegaard.doba. Es Director de la Editorial de la Universidad Nacional de Córdoba. Es miembro del consejo de redacción de la revista Nombres
Freud-Una introducción
Diego Zerba
Ningún psicoanalista de nuestro tiempo se hubiera solazado más de la cuenta en valorar tal descubrimiento (el narcisismo), ni hubiera pensado que el amor por la propia imagen tuviese un valor clínico más que la evitación y/o disminución de su encantamiento. Sólo aquel proveniente de las astucias de la escritura está persuadido de que la vanidad de los reflejos y la profundidad de la oscuridad son dos dimensiones necesarias de las ficciones que tejen una verdad. Entre ambas, Freud crea una práctica que lo lleva a decir en los artificios narrativos de Papini: “Literario por instinto y médico por fuerza, concebí la idea de transformar una rama de la medicina –la psiquiatría– en literatura. Fui y soy un poeta y novelista bajo la figura de un científico. El psicoanálisis no es otra cosa que la transferencia de una vocación literaria en términos de psicología y patología


Solicitar libros a librosenlilith@gmail.com

No hay comentarios: