jueves, 10 de septiembre de 2009

DELITO Y CULTURA:Los códigos de la ilegalidad en le juventud marginal urbana

DANIEL MIGUEZ
Hace unos años la sociedad argentina asistía, más o menos atónita, a una escena notoria. Al ser aprehendido y subido a un patrullero un joven de quince o dieciséis años que había mantenido a una familia como rehén durante varias horas gritaba por televisión: “¡Aguanten los pibes chorros!”. Lo que ese grito expresaba no era solamente la defensa individual de la dignidad frente a la afrenta de ser arrestado en público, casi en cadena nacional (los principales noticieros se encontraban en el lugar). En esa escena también se reivindicaba una pertenencia colectiva, se ponía en evidencia el surgimiento de una identidad; unas pautas culturales que articulaban, y aún lo hacen, redes vinculares, formas de percepción y prácticas sociales. Lejos de la perspectiva que ve en esos hechos una falla moral de sus protagonistas o sus progenitores, este texto se propone entender los procesos sociales que explican el afloramiento de esa manera colectiva de ser, vincularse y percibir. Y también de comprender las complejidades y ambigüedades que se inscriben en ella. Porque si bien el episodio narrado sugiere una actitud de confrontación extrema con el resto de la sociedad, la intrincada urdimbre en la que se entreteje la vida de esos jóvenes muestra que la actitud desafiante convive con el deseo de la integración. La explosión de adrenalina y euforia que ocurre en los momentos de la práctica delictiva, suele convivir con el deseo de una vida apacible y ajustada a las expectativas más convencionales del más vulgar y, porque no, burgués de los ciudadanos. Así, no se trata solamente de repasar la consabida tesis de que los contextos de pobreza y marginación contribuyen a predisposiciones delictivas sino de hilar más fino en esa trama y ver exactamente qué cosas hacen que en los mismos contextos individuos diversos escojan alternativas disímiles y en qué exactamente consisten social, moral y culturalmente esas alternativas.


Solicitar libros a librosenlilith@gmail.com

No hay comentarios: